7 consejos para conseguir que tus clientes siempre paguen

Muchos de los freelance nos hemos enfrentado a alguna situación donde un cliente no pague o regate el precio cuando ya estaba pactado e incluso ya trabajaste en el proyecto. Evitar que deje de pasar este tipo de situaciones e imposible, pero hay formas en las que podemos disminuirlo.

La experiencia sin duda es una de las claves para evitar que esto suceda o por lo menos que sea más difícil trabajar con un cliente que no valore el trabajo como debe ser.

Hablando principalmente de México, aún no hay una cultura donde se le de la importancia a los trabajos de profesionales independientes, el subcontratar es una tarea que muchos freelance utiliza para tener que evitar la parte de la cobranza.

· Crea una confianza laboral con el cliente

Muchas veces la confianza se malinterpreta, ya sea por el freelance o por el cliente. Una de los consejos es crear un confianza laboral, donde todo dependa de los objetivos del proyecto y de la capacidad de cumplirlos. Debes hacer sentir al cliente que puede confiar en ti.

· Documenta el proyecto

Crear documentación de cada proyecto te ayuda a poder enfocar los puntos en los que fallaste y por los cuales se pudo retrasar un pago. Como segunda ventaja, este tipo de documentación ayuda al cliente a conocer más su producto desde una visión de diseño y/o desarrollo, y saber que es lo que se le entrega, siempre buscando que se sienta conforme con tu trabajo y cada paso que das para entregarlo profesionalmente.

· Ubica a la persona con la que puedas coordinar tus pagos

Normalmente hay una persona con la cual haces los tratos, pero esto no significa que esta persona sea quien autorice los cheques para tus pagos. Debes de ubicar a las personas involucradas con el proyecto y hallar con quien debes coordinar cada pago.

· Cumple tus fechas de entrega

Una de las principales razones por que se rompen proyectos o los pagos no llegan, es porque las fechas de entrega se desfasan, por lo tanto no se cumplen. Para muchos clientes esto es crucial ya que tienen una agenda donde necesitan el proyecto terminado. Debes concentrarte para cumplir cada deadline y con esto tener contentos a los clientes, si no les das motivos para no retrasar tus pagos, tienes una parte de la batalla ganada.

· Entrega lo que ofreces

Cada vez que vendemos un proyecto es común que ofrezcamos el cielo y las estrellas con el propósito de ganar la cuenta, aunque muchas veces sepamos que la entrega final no será lo la idea que vendimos. Esto aparte de ser irresponsable de nuestra parte, puede atraer problemas para el cliente, y por supuesto no queremos que ambos tengamos problemas. Enfócate en ofrecer servicios y resultados realistas, ya sea por tiempos o ideas, pero es mejor ofrecer menos y estar seguro que lograras la entrega.

· Ofrece siempre la posibilidad de facturar

Aunque no lo crean, aún hay profesionales que no expiden recibos de honorarios o facturas de su trabajo. Para los clientes poder deducir es una parte importantísima de su modo de llevar sus empresas. Hay clientes que prefieren pagar más, mientras se les de factura a pagar un servicio bueno y barato si no tienen ese beneficio.

· Dale seguimiento aún después de terminado el proyecto

Cuando terminamos un proyecto, comúnmente damos un periodo de corrección de errores, este periodo cambia conforme a la persona, puede ser desde un mes hasta tres, en algunos casos más, pero la parte de atención al cliente va más allá de los tiempos pactados. Dale seguimiento a los proyectos aún cuando están entregados, esto te da un plus y te coloca frente a otros en cuanto a pagos; debes de ver esto como un servicio más, algo que te dejara diner